4 películas olvidadas que deberían editarse en España (II)

Seguimos con la segunda mitad de películas que deberían editarse en España pero, imaginamos ya sea por razones de costo o de interés, ninguna editora (ni plataforma en VOD) se ha animado a traer a España, obligándonos a algunos a tirar del mercado extranjero con nuestra base de inglés, aunque en ocasiones también a buscar por métodos ‘cuestionables’ pero socialmente aceptados ya. Porque estás películas, cada una en su género, merecen traerse. Tienen tanto derecho como otras a tener un buen trato, más teniendo los créditos que tienen algunas. A continuación, os dejo con las siguientes dos elecciones (os aviso que no serán las últimas, pues tenemos mucha tarea pendiente en cuanto a distribución en España) que parece mentira aún no hayan llegado a España:

  • THE FUNHOUSE (LA CASA DE LOS HORRORES) – TOBE HOOPER / 1981

The-FunhouseNo es que The Funhouse sea un título especialmente brillante. No quiero que nadie se lleve a engaño, pero sí es uno de los más maltratados de la filmografía de Tobe Hooper, un director con una autoría cuestionada, sobretodo a raíz de su colaboración con Steven Spielberg en la ya canónica Poltergeist (de la que Hollywood ya tiene remake a punto de estreno) donde especialistas del medio han declarado que esa siempre ha sido una película secretamente dirigida por éste último desde su posición de productor ejecutivo. Lo cierto es que cualquier cinéfilo familiarizado con el estilo del primer Spielberg reconocerá cierta falta de coherencia en lo que esta cinta representa en la filmografía de Hooper, demasiado calculada para un estilo hasta entonces tan áspero y mucho más impulsivo y con una querencia por un tratamiento amable que se acerca mucho a los primeros retratos ‘eighties’ de director de Tiburón. Pero no estamos aquí para discutir sobre la autoría de Hooper (de la que el blog Películas de Culto, hace un gran repaso). Es incuestionable que The Funhouse se enmarca en una de las épocas más elegantes visualmente de su director, comienzos de los 80, y justo antes de la citada Poltergeist, cuando ya su nombre estaba asentado como uno de los nuevos estandartes del terror americano gracias a su seminal Texas Chainsaw Massacre. En este contexto, el filme representa un ejercicio de estilo puro y duro en el que se sacrifica la complejidad del guión en pos de un brío y una brillantez formal que, en ocasiones, recuerdo muchísimo al del giallo italiano del Dario Argento más inspirado. La idea es armar una enorme set piece de terror que se viva como una montaña rusa, como ‘un tren de la bruja’ nunca mejor dicho, en el que un grupo de jóvenes, que tampoco nos importan demasiado, van muriendo poco a poco en una atracción de feria, a través de una puesta en escena muy cuidada en el que cada asesinato se prepara con antelación, intentando aplicar maneras inventivas, que siempre es de lo que se ha tratado en el buen slasher.

The Funhouse - T. Hooper

The Funhouse – T. Hooper

Por supuesto hay incongruencias en la escritura, muy malas interpretaciones, scream queens nada carismáticas y muy poca profundidad y background, pero la simpleza y el componente trash pueden compensarse si uno se deja llevar sin pedirle demasiado (y siempre teniendo en cuenta que estamos a principios de los 80). Tampoco Suspiria era una cinta especialmente compleja y es de un virtuosismo incuestionable en el que The Funhouse representa la vertiente americana, de la que el mismo Rob Zombie toma prestado para muchas de las atmósferas trabajadas en La casa de los 1000 cadáveres. Esas de neones rojos y azules, mucha saturación fotográfica para remarcar el ambiente psicodélico de los parques de atracciones y pasajes donde el diseño artístico (y el atrezzo) tiene especial importancia. En todo eso, The Funhouse es una obra maestra (estética), entendiendo el término literalmente: una obra que, en cuanto a dirección de arte y puesta en escena, tiene mucho que enseñar a otras del género y que se tiene ganada un puesto más que destacado en la carrera de su director. Sé que aquí estoy pecando de esteta pero es un trabajo que, aunque vacuo, está ensamblado con muchísimo buen hacer.

—————————————–

  • THE STRANGE COLOUR OF YOUR BODY’S TEARS (EL EXTRAÑO COLOR DE LAS LÁGRIMAS DE TU CUERPO) – hÉLÈNE cattet y bruno forzani / 2013

The-Strange-Colour-of-Your-Bodys-Tears

Posiblemente ésta sea la película que más problemas me traiga. El duo que forman Hélène Cattet y Bruno Forzani ha estado entregando revisiones del giallo desde sus primeros cortos en 2002. Son una pareja de directores muy experimental, muy dura y difícil pero también fascinante en su forma de retorcer los tópicos y la iconografía de un género tan prestado a la serie B de lujo como es el slasher italiano, característico por un cuidado formal donde nunca falta una fotografía muy milimétrica y una tendencia a los juegos de iluminación y de cámara que convierten cada muerte en secuencias muy calculadas. No hay director que se salve de esas manías. Ni Lucio Fulci ni Mario Bava, ni tampoco el archiconocido Argento, aunque cada uno tiene un sello propio en la forma de dirigir sus pesadillas. La idea de Cattet y Forzani, cineastas de origen belga, es que la cámara se obsesione con los detalles a un nivel casi esquizofrénico: los ojos, las puertas, las habitaciones y el sonido son elementos vitales en la experiencia audiovisual que ofrecen. Viajes brutalmente densos, casi surrealistas, que pueden ser hipnóticos (a la par que enfermizos) si uno se deja llevar, contados a través de numerosas elipsis que sólo nos dan breves destellos de la historia que subyace detrás. Con apenas dos trabajos en su haber, el duo ya se ha forjado un nombre en el recorrido de festivales de género gracias a su dura propuesta. Algo que les ha granjeado más odios que simpatías y razón por la cual considero que es una apuesta arriesgada. The Strange Colour of Your Body’s Tears, su segundo largometraje, apenas tiene dos años y sólo Filmin ha hecho el esfuerzo de incluirla en su catálogo (aunque por espacios temporales). La película ni siquiera ha conocido estreno en salas, aunque tampoco debe extrañarnos en una película donde el 80 % de las imágenes son planos detalles, obsesión con el rojo y numerosos fuera de campo que nunca enseñan la escena entera, deconstruyéndola en fragmentos visuales que obligan al espectador a poner muchísimo de su parte, obligándole prácticamente a armar su propia secuencia. No hablamos de historia, porque apenas existe.

The Strange Colour of Your Bodys Tears

Hay un edificio de marcado estilo gótico, con penumbras y vidrieras de colores; hay una bruja en el segundo piso, un hombre cuya mujer ha desaparecido y sobretodo hay espacios ocultos donde no debería haberlos. Hay traumas del pasado y maldiciones, pero todo contado con tal austeridad de datos y en base a momentos tan concretos y surrealistas, que todo es teorizar. Hay obsesión por los crujidos de las paredes y lo que se esconde detrás de ellas, retorciendo los rellanos del edificio como lo hacía Kafka en alguna de sus novelas, incluyendo puertas y pasillos donde no debería haberlos. Pero, y entonces ¿Por qué reseñarla? ¿Por qué hablar de una cinta tan inaccesible y hermético que parece que sacrifica su contenido en pos de la experimentación visual? Pues porque, como un crítico me dijo una vez, sin el cine que hace avanzar su lenguaje con nuevos intentos expresivos (llamémoslos experimentos, idas de olla, da lo mismo) la industria se habría estancado hace mucho tiempo. El cine no avanza por aquella película que se ajusta a las normas narrativas, sino por aquella que las rompe, descubriendo en el camino nuevos afluentes que, en el futuro, otro director sabrá adoptar a un filme más accesible y así sucesivamente. Lo reconozco, me fascinan las películas de Hélène Cattet y Bruno Forzani, a pesar de su densidad y su pretenciosismo. Por esa valentía de tomar las cosas y reinventarlas en su propio universo con una libertad que no conoce vergüenza y que se olvida del bienestar del público. Que pone de los nervios y lleva al límite de la paciencia, pero que, a veces, se queda contigo. Es raro que The Strange Colour of Your Body’s Tears vaya a conocer edición en DVD siendo una ‘película nicho’, con tan poco margen de espectadores realmente interesados, pero ya hace poco Cahiers Du Cinema se animó a editar la ópera prima de estos cineastas en una edición muy cuidada. No sería descabellado pedirles que hagan lo mismo con la que es, hasta ahora, su obra más extrema.

Y a ti ¿Qué películas te gustaría que se editasen en España?

Anuncios

3 comentarios en “4 películas olvidadas que deberían editarse en España (II)

  1. Luis dijo:

    Yo no soy mucho de giallo, slash y demás géneros. Argento tiene decisiones visuales brutales pero las historias me parecen tan WTF? que me cuesta un montón entrar. Es más culpa mía que suya, sin duda :). Pero THE STRANGE COLOUR OF YOUR BODY’S TEARS me ha llamado muchísimo la atención :), sobre todo por el uso del espacio y del fuera de campo. Así que me la apunto, y a ver si la consigo, y ojalá que la editen en España pronto. Y del primer post también me apunto Dreamchild, que creo que me va a gustar, me parece interesante la estructura del guion 🙂
    PD: Muy buenos post ambos, da gusto leerte isleño 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Gonzalo Espinosa dijo:

      ¡¡Gracias!! Te aviso que Cattet y Forzani son muy pero que MUY duros de ver. Son películas donde la historia (que la hay) queda en un segundo plano en favor del enfoque formal: contar toda la película en base a planos detalle que fragmentan a los personajes y el espacio. Nunca estas del todo seguro de qué pasa o donde estas. Todo es muy arbitrario y muchas veces peca de presuntuosa y de sacrificar un buen relato por un ejercicio de estilo vistoso pero es que si entras y pones de tu parte (que tampoco exige poco) puede ser como ver una alucinación. Suena muy heavy pero es que ya te digo, mucha tela… Yo te recomendaría que empezases por la primera, AMER. Es mas accesible y sigue siendo una locura visual enorme. Yo la quiero ‘pa mi’ pero no se la recomendaría a nadie. Jajajajaja
      Cruzo dedos porque no me odies. Eso ya será mucho. Jejeje
      😀

      Me gusta

¿Que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s